Los CarShark son los ladrones informáticos de coches, ya que son capaces de intervenir para controlar algunos elementos del vehículo. Su modo de proceder consiste en intentar aprovecharse de la conectividad entre los smartphones y el coche. Un estudio revela que con conclusiones recogidas en un informe de Mcafee, indica que la creciente inclusión de tecnología digital en los automóviles aumenta las posibilidades de intervenciones indeseadas.

 Por ejemplo, cuando creas una ruta en el ordenador de casa y la descargas, o cuando pones en marcha la calefacción a distancia, estás abriendo las posibilidades de intervención. En el caso de los CarSharks, pueden descubrir el PIN del bluetooth, acceder a los datos y hacer modificaciones en el software.

Las intervenciones de este tipo de ladrones informáticos son, por el momento, episodios aislados, aunque suficientes para que los conductores conozcan el riesgo para el futuro y tomen medidas de prevención.

Las llaves electrónicas con las que abrimos y cerramos el coche a distancia pueden ser una puerta para estos cacos. Conociendo el vehículo y el propietario, desde una distancia corta y gracias a una antena, pueden copiar los datos de la llave, lo que permite robar el coche sin forzarlo.

Debemos estar alerta y ser conscientes de que las nuevas tecnologías incorporadas a los coches, pueden contener datos sensibles para nosotros. Por ejemplo, en los GPS o en los sistemas de infoentretenimiento hay que tener en cuenta que almacenan información nuestra.

Compartir
Artículo anteriorPinta tu coche en casa paso a paso
Desde siempre me gusta mucho el mundo del motor en todas sus versiones. En este blog pretendo adentrate en este mundo que considero mío, y descubrirte los beneficios que el mundo del motor puede traerte a la hora de moverte en cortas, medianas y largas distancias.